8 preguntas frecuentes en el renting

preguntas frecuentes renting

A continuación vamos a detallar las 8 preguntas frecuentes que más suelen plantearse al decidir la contratación del renting:

¿En qué consiste exactamente un renting de coches?

El renting de coches es el arrendamiento de un vehículo nuevo o usado por un plazo y kilómetros previamente pactados mediante el pago de una cuota mensual y fija durante todo el periodo contratado. En dicho arrendamiento se incluye el alquiler del coche, su mantenimiento y reparaciones, neumáticos, seguro a todo riesgo y otros servicios como la gestión de multas, ITV y asistencia en carretera.

¿ Qué otros gastos tendré si contrato un coche de renting?

El único gasto adicional que tendremos será el combustible del vehículo. Todo lo demás está incluido en la cuota del renting, que además es fija durante todo su periodo. Dicha mensualidad no tiene incrementos anuales por IPC ni por subidas en el impuesto de circulación. Tampoco suele modificar el seguro, siempre y cuando los partes por siniestro no pasen de un determinado límite fijado por la compañía de renting.

¿Puedo elegir el vehículo que quiera?

Sí, podemos elegir el que queramos. Al tratarse de un coche nuevo, seleccionamos la marca, modelo, color, opciones y accesorios que creamos necesarios y más nos gusten. También existe la opción de contratar un vehículo usado que venga de un renting finalizado.

¿Qué debo tener en cuenta si necesito una furgoneta para mi empresa? 

En el caso de los vehículos industriales hemos de tener muy claro exactamente qué tipo de furgoneta se necesita. Debemos conocer de antemano el volumen de carga, número de plazas, recorridos y kilometraje que hará.

También es conveniente determinar aquellos complementos y accesorios que pueda necesitar tales como pequeñas gruas, equipos frigoríficos, localizadores GPS, plataformas, montajes interiores, bola de remolque, etc. E incluso si lleva algún tipo de rotulación o vinilos acoplados a la carrocería.

Siempre debemos tener presente que un vehículo industrial suele ser un traje totalmente a medida de las necesidades de la empresa. El mercado ofrece una extensa gama de  modelos y variantes en distintas configuraciones de motores, capacidades de carga y distintas dimensiones de carrocería.

¿Qué obligaciones tengo con el vehículo que he contratado en renting?

Las únicas obligaciones son el pago mensual de la cuota y la atención al vehículo en cuanto a los mantenimientos y reparaciones que necesite, así como comunicar los partes de siniestro en caso de que estos ocurran.

Al finalizar el renting, deberemos devolver el vehículo en buen estado, obviamente teniendo en cuenta su desgaste por uso normal. En ese momento se regularizarán los kilómetros realizados y se hará un cargo o abono dependiendo de si estos se han hecho de más o de menos en relación a los establecidos en el contrato.

¿Por qué es mejor contratar un renting que un leasing o crédito tradicional?

Esta es una de las preguntas frecuentes que más se dan. En primer lugar porque el renting incluye el alquiler y todos los gastos adicionales que el coche puede tener. El leasing sólo contempla la compra financiada del coche, corriendo a nuestro cargo todos los demás gastos e imprevistos que surjan durante el tiempo de uso del vehículo.

Y segundo, porque la forma de afectar a nuestra contabilidad es distinta. Un renting es un gasto fiscalmente deducible y de sencilla contabilización. El leasing es más complejo y la deuda queda reflejada en nuestro balance, cifra que perjudica en el momento de solicitar nuevos créditos para cubrir otras necesidades de nuestra empresa.

¿Dónde se realizan los mantenimientos, reparaciones y cambios de neumáticos?

Todas estas tareas se realizan en servicios oficiales de la marca y talleres concertados, con lo que obtenemos la tranquilidad absoluta de que el vehículo será debidamente atendido según las pautas que establece el fabricante.

Los recambios serán originales y llevaremos el coche al taller con la tranquilidad de no tener que desembolsar ningún dinero imprevisto, sólo tendremos que pedirle a la empresa de renting que nos organice el día y hora para llevar el coche.

¿Puedo quedarme con el vehículo cuando finalice el renting?

Otra de las preguntas frecuentes es si existe la posibilidad de adquirir el coche en el momento de la finalización del renting.

Hay que valorar detenidamente si merece la pena quedarnos con un vehículo muy usado, con elevado kilometraje y del que a partir de ese momento deberemos hacernos cargo de las reparaciones, mantenimiento, seguro y demás imprevistos que sucedan.

Además, cuando decidamos prescindir de él habrá que venderlo con las consiguientes molestias que comporta de anunciarlo, enseñarlo y otros inconvenientes.

Por el contrario, si hablamos de un vehículo en buen estado que no ha hecho muchos kilómetros puede ser oportuno solicitar sin compromiso cual sería su precio de venta valorando si merece la pena adquirirlo o sustituirlo por uno nuevo que nos permita seguir disfrutando con tranquilidad de su uso y de todas las ventajas del renting.