¿Cómo calcular los kilómetros del renting?

Los Kilómetros del Renting

kilometros renting

Calcular los kilómetros del renting antes de contratarlo es una cifra importante a tener en cuenta junto con el tiempo de duración del renting. Estos dos datos tienen especial incidencia en el importe de la cuota mensual.

¿ Cómo calcularemos los kilómetros que vamos a hacer ?

Calcularemos los kilómetros anuales en base a la experiencia de recorrido que ya tenemos con otros vehículos o bien según la previsión de nuevas rutas que vayamos a hacer en nuestra actividad profesional.

En función del número de kilómetros anuales también determinaremos la duración del renting. A mayor número de kilómetros al año realizados será conveniente un menor periodo del renting.

De esta forma evitaremos entrar en periodos de excesivo kilometraje que nos arriesguen a serias reparaciones en el vehículo con estancias largas en el taller.

Ejemplos de kilómetros y duración

Si realizamos entre 20.000 km y 30.000 km al año puede ser conveniente hacer un renting a 4 años, de forma que terminaremos con 100.000km o 120.000km totales.

Si hacemos más de 40.000 km anuales lo mejor es hacer un contrato a 3 años.

Si por el contrario nuestro kilometraje es de 15.000 km/año o menos, podemos contratar un periodo de 5 años.

¿ Qué ocurre si hago más o menos kilómetros de los que he contratado ?

Un dato importante que aparece en la oferta es el coste por kilómetro en exceso o abono por kilómetro no recorrido. Estos costes  se harán efectivos al finalizar el contrato, devolver el vehículo y computar los kilómetros totales.

Algunas empresas de renting realizan regularizaciones anuales de kilometraje para no concentrar este proceso al finalizar el contrato y evitando al cliente posibles gastos elevados que deriven de su resultado.

¿ Y si estoy haciendo muchos más o menos kilómetros de los inicialmente establecidos ?

Si se hacen muchos más o menos kilómetros de los previstos inicialmente, la compañía deberá realizar un estudio conjunto con el cliente para adaptar las cuotas a la nueva realidad de kilometraje y en consecuencia, a la duración del contrato.